Registro de Femicidios y de Homicidios agravados por el Género.

Propusimos, y aprobamos en el Concejo Municipal la creación de un “Registro de Femicidios y de Homicidios agravados por el Género”, en el ámbito de la Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe.

En el año 2012 mediante la ley 26.791 se reformó el código penal argentino, introduciéndose como agravantes del homicidio la figura del femicidio, quedando la muerte de una mujer a manos de un hombre, cuando ésta es resultado de la violencia de género.

El artículo 7 de la Ley nacional N° 26.485 – Ley de protección integral a las mujeres – establece que para garantizar el cumplimiento de los fines previstos en esa ley, los tres poderes del Estado, sean del ámbito nacional o provincial, deben adoptar medidas necesarias para sensibilizar a la sociedad, promoviendo valores de igualdad y deslegitimación de la violencia contra las mujeres, obligación que – sin duda – se extiende a los gobiernos municipales.

En el marco de los compromisos y obligaciones contraídos por Departamento Ejecutivo Municipal de la ciudad de Santa Fe en materia de género, surge la necesidad de adoptar todas las medidas que resulten necesarias para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Cabe destacar que en el Presupuesto del año en curso se decidió  jerarquizar el área de la mujer, estableciéndose la presencia de la  perspectiva de género en todas las áreas del municipio, a través del Programa Mujeres y Disidencias.

Para el desarrollo de políticas públicas en la materia resulta necesario, en primer término, diseñar programas de sistematización de datos tendientes a conocer la realidad de los casos con  información de calidad y obtenida a tiempo. En función de ello, es necesario proceder al diseño de estrategias de registro, sistematización y seguimiento en la materia.

Es imprescindible contar con bancos de datos y estadísticas que permitan conocer la magnitud de la problemática de femicidios en la ciudad de Santa Fe.

En este sentido, la creación del Registro apunta a recabar información cuantitativa y cualitativa de cada hecho, de manera de acceder directamente a la trama interpersonal e institucional que desencadena el femicidio, es decir no sólo comprender el funcionamiento vincular sino principalmente la existencia o no de políticas públicas que pudieran haber intervenido en dicha causa.

Obligatoriedad de contar con desfibrilador en espacios públicos.

La iniciativa tiene por objeto la respuesta inmediata ante un evento de emergencia médica provocada por paros cardiorespiratorios en espacios con concurrencia masiva de personas, sean éstos públicos o privados.

Es fundamental que la víctima de un paro cardiorespiratorio a consecuencia de una fibrilación auricular sea atendida con un desfibrilador en el plazo máximo de 5 minutos. Dado que la mayoría de los casos ocurren fuera del ámbito hospitalario, sólo es posible salvar estas vidas si disponemos de una buena red de espacios cardio-protegidos con desfibriladores que puedan ser utilizados por personal no sanitario capacitado en Primeros Auxilios y RCP.

Es importante señalar, que no solo personal de los establecimientos pueden utilizar estos desfibriladores, sino también toda persona que esté en condiciones de ayudar en caso de emergencia, solamente siguiendo las instrucciones que acompañan el equipamiento de resucitación cardiorespiratoria.

Por motivos lógicos de seguridad, estos equipos son guardados bajo llave, provocando que  sólo personal del establecimiento y/o evento donde ocurra la emergencia, haga uso de ellos. Es por esto la importancia de contar con personal capacitado y con el correcto equipamiento para actuar ante esta desfavorable eventualidad.

Asimismo, es primordial disminuir el umbral de personas y aumentar la disponibilidad de equipos en espacios con una aglomeración de público media diaria que alcance o supere las mil (1000) personas, ya que se pueden presentar más de un evento a la vez.

Es responsabilidad de nosotros, los ediles, velar por la seguridad de los ciudadanos que representamos en este HCM, tanto en los espacios públicos como en los privados.